La Virgen de Fatima pidió especialmente el rezo cotidiano del rosario.

 

Hace pocos días, el 13 de abril 2018, un acontecimiento insólito conmovió a Italia. El rosario de la gran estatua de la Virgen que domina el santuario de Pompeya se meció misteriosamente. 

 

Fue el día mismo en el cual los Estados Unidos y sus vasallos empezaron a bombardear a Siria para socorrer nuevamente a los grupos terroristas musulmanes.

 

Con el apoyo de Rusia, Siria estaba al punto no solamente de liberarse del peligro del terrorismo islámico sino de reprimirlo seriamente. Sin embargo el objetivo judeo-masonico de esa guerra es finalmente destruir los restos de la presencia cristiana en el Medio Oriente y de desestabilizar a Europa, permitiendo la inmigración mas y mas masiva de yihadistas en países antiguamente cristianos. Entre ellos Italia se ha convertido en el corredor de acceso de miles de guerreros musulmanes.

 

En Pompeya el cielo nos advierte sobre la importancia decisiva del rosario en la defensa de la Cristiandad.